Home / Sin categoría / Qué son las tiendas oscuras, una tendencia de eCommerce que creció en esta pandemia

Qué son las tiendas oscuras, una tendencia de eCommerce que creció en esta pandemia

Este tipo de propuestas, que permiten optimizar los servicios y abaratar costos así como mantener el distanciamiento social, van ganando terreno de la mano del crecimiento de las ventas online.

El término tienda oscura o dark store se refiere a un punto de venta o centro de distribución que atiende exclusivamente a compras online. Una dark store es un almacén de operaciones establecido para la preparación y envío de los pedidos que llegan desde la tienda online de la empresa. Este tipo de propuestas nacieron en el Reino Unido en 2017, pero en este último tiempo esta tendencia se ha visto acelerada por un motivo concreto: la pandemia hizo que los usuarios se volcaran al comercio online.

En América Latina, las proyecciones señalan que el eCommerce llegará a generar ingresos por USD 118.000 millones en 2021, de acuerdo a los cálculos WorldPay. Según información actualizada el 26 de mayo, facturación en Argentina registró un incremento del 149% respecto de una quincena promedio del primer trimestre.

Se destaca, además, un incremento del 103% en órdenes de compra y un 182% en productos vendidos, según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.

Cómo funcionan las tiendas

Los locales no están abiertos al público, con lo cual no hay cajas ni espacio de atención. Son almacenes donde hay pasillos y estanterías con productos de venta minorista. Allí se reciben los pedidos online que hace el cliente.

La persona que recibe el pedido online que llega por parte del cliente es una persona, que elige el producto del almacén y arma el pedido para su posterior entrega. A la persona que realiza esa tarea se le dice coloquialmente “picker” que viene del inglés “pick” o elegir. El picker puede ser tanto un empleado de un mercado online como el repartidor de una app de delivery.

Una tendencia que crece

Walmart, Target y otros importantes supermecados con presencia global están creando cada vez más tiendas oscuras en diferentes regiones del mundo. Hace un mes, Whole Foods convirtió una tienda de Chicago ubicada cerca de la Universidad DePaul en un servicio de entrega exclusiva. Es la sexta tienda oscura que abrió en las últimas semanas en medio de una demanda récord de productos online.

El uso de tecnologías en las tiendas oscuras

La operación está atravesada por tecnología que, por medio de aplicaciones, que tiene el usuario y la tienda y otras soluciones, permiten registrar y dar seguimiento al producto para que le llegue al usuario final de manera adecuada. Es decir que la tecnología asegura que haya trazabilidad en todas las operaciones.

“Esta iniciativa no requiere solo del canal de ventas, sino de herramientas que den omnicanalidad y medios de pago, dos pilares necesarios para su desarrollo. Este modelo es claro y soporta cambios creativos para resolverlo entre jugadores que conozcan el segmento”, explica Pablo Diaz, director de Hasar Sistemas, que ofrece tecnología de soporte para este tipo de tiendas.

En el país, como en la región, este tipo de propuestas se expandieron en el último tiempo donde muchos comercios se reconvirtieron o comenzaron a apostar más a este tipo de tiendas oscuras que, principalmente funcionan como almacenes desde donde parte toda la logística para realizar entregas. Y cada vez más comercios planean seguir estos pasos.

La tecnología que impulsa las tiendas oscuras adopta diferentes formas. Va desde lo más básico, que es el empleo de una aplicación para conectarse con los clientes, hasta internet de las cosas o robótica para optimizar la elección y entregas de productos. Todo esto está mediado por el big data que permite compilar y procesar grandes volúmenes de información.

Los beneficios

Este tipo de tiendas permiten atender de manera efectiva los pedidos online. Si crece el eCommerce resulta necesario optimizar las vías de atención de la mano de tecnología para asegurarse un mejor desempeño en el proceso.

Por otra parte, les permite a los comercios reducir algunos costos, ya que no requieren de personal para realizar atención al público. Y al funcionar como un almacén tampoco tiene que estar ubicado en zonas céntricas con tránsito de gente: puede estar en zonas más alejadas, en las afueras, donde los costos pueden ser menores también.

El impacto de la pandemia en el eCommerce

La pandemia marcó un antes y un después. “El consumo se concentró en los canales online y este contexto de gran movimiento implicó una aceleración digital que subió al escenario a nuevos vendedores y consumidores e instó a una evolución de quienes ya estaban en escena”, subrayan desde Tienda Nube y aclaran que según sus registros, mayo cerró con un 331% de crecimiento en transacciones respecto a marzo 2020.

“En materia de eCommerce, ante las medidas de aislamiento causadas por el coronavirus, las compras online se muestran en alza. Es por ello que nos encontramos en el momento indicado para que las empresas que basen sus actividades en ventas, evalúen todas las herramientas con las que cuentan hasta el día de hoy: las condiciones comerciales, asignación de recursos, disposición del personal y el tiempo o temporalidad de ejecución de compromisos. Las empresas deben considerar nuevos recursos tecnológicos y fortalecer aquellos que ya tienen”, destacó, en una columna de análisis compartida con este medio, José Luque, director, para Latinoamérica, de la empresa de software empresarial Infor.

es_ARSpanish
en_USEnglish es_ARSpanish